lunes, 20 de marzo de 2017

Asuntos pendientes

36, Quai des Orfèvres (2004) Francia
Olivier Marchal

Película que enfrentó a dos grandes del momento del cine galo, Daniel Auteil y Gérard Depardieu, en el papel de dos policías enfrentados, ambos con métodos poco claros para lograr sus objetivos, ya sea atrapar a una banda de ladrones o ascender. Película con unas lagunas de guion inacabables, que se bate el record con la mayor ratio frases sentenciosas por secuencia y mucho postureo de policíaco duro. Tiene factura, empaque, engaña un rato, pero es que no hay quien se crea nada.

Llegar a más

(1963) España
Jesús Fernández Santos

Y conectada misteriosamente con la anterior entrada del diario, esta especie de "20 años después" de aquella, pero con ciertas variaciones. Ahora vamos a las clases humildes (aunque sale Paco Valladares haciendo de hijo pijo echado a perder, en un papel fugaz pero determinante en la historia), en concreto un mecánico al que le asalta el vacío existencial de entregarse una vida de duro trabajo por un sueldo miserable, un matrimonio decente y estrecheces cotidianas, o emigrar al extranjero (lamentables coincidencias con 2017), o lo que es peor, caer al dinero fácil. Único film de ficción del escritor Jesús Fernández Santos, se trata de un poco conocido film realista, con una visión de la España de los 60 disidente de la oficialidad. No abundan películas como esta, hay que verla. Y además, está bien hecha.

Siempre vuelven de madrugada

(1948) España
Jerónimo Mihura

Producción de los hermanos Mihura (guion de Miguel, dirección de Jerónimo) que, lejos de ser una comedia, se trata de un muy curioso thriller "moral", de ambiente burgués, en el que dos jóvenes de buena familia se pierden, derrochan, coquetean con el estraperlo, y, en definitiva, echan a perder sus vidas hasta que el amor les redime (a uno, al menos). Tiene frases del mejor Mihura: "En esta cada ya no queda ni una peseta. Vivimos de la trampa, como unos verdaderos señores", pero es más interesante ver cómo se va desarrollando la historia, cambiando el foco de la narración, manteniendo el interés, con algunas elipsis sorprendentes. Una película que no conocía, y que bien merece verla.

lunes, 6 de marzo de 2017

La gran estafa americana

American hustle (2013) USA
David O. Russell

Film de clara inspiración scorsesiana, se trata de una recreación del lado más sucio setentero, una historia de timadores de medio pelo que se ven obligados a colaborar con la policía para destapar una trama mayor. Tiene a sus actores y a la química entre ellos como su mejor baza, enfrentados a un guión muy extenso e incapaz de centrarse en nada en concreto, y un ritmo zigzagueante e impreciso. Tuvo un montón de nominaciones al Oscar, pero a mí se me ha hecho bastante larga y algo pretenciosa.

¿Qué les pasa a los hombres?

He's just not that into you (2009) USA
Ken Kwapis

Comedia romántica coral, con un reparto variado y atractivo, acerca de las relaciones de pareja, ya sabéis, unas que se rompen, otras que empiezan, una que no encuentra el hombre perfecto pese a que lo tiene a su lado. adulterios. Sus diversas historias tienen desigual interés, por supuesto están llenas de tópicos (un tópico en este tipo de películas a su vez); se trata de una película, en suma, irregular, pero en general agradable

sábado, 4 de marzo de 2017

El quinto poder

The fifth estate (2013) USA
Bill Condon

Recreación biográfica de la figura de Julian Assange, héroe o terrorista según preguntes, el creador de Wikileaks, la gran plataforma para publicar esos secretos que se esconden, a veces a simple vista, en las cloacas de los estados. Lo encarna con su habilidad para la composición y su dicción Benedict Cumberbatch, aunque por lo demás encuentro que la película naufraga en prender la chispa de algunos de los temas o caminos que parece que va a tomar, y que luego no toma. Una debilidad narrativa que su director intenta suplir con una narración nerviosa y a veces aturullada. Da la medida de la distancia entre un Bill Condon y, por ejemplo, un David Fincher.

Delito de amor

Delitto d'amore (1974) Italia
Luigi Comencini

Luigi Comencini, director de prolífica carrera, maneja bien los cambios de registros y las medias tintas entre lo cómico, lo melodramático y lo trágico, modulando entre ellos de forma muy natural. Delito de amor, que está en la etapa más fecunda de su filmografía es una historia de amor muy sencilla, en un ambiente muy proletario, de huelgas, fábricas, barrios pobres. Rodada en una ciudad (Milán, creo recordar), de ambiente muy nublado, neblinoso y sucio, zurliniano, es esta ambientación lo que más recuerdo de la película (en esa gran tradición del cine italiano).

Pinky

(1949) USA
Elia Kazan

Película de Elia Kazan en su etapa pre-caza de brujas. Si en Gentlemen's agreement denunciaba el antisemitismo, Pinky, su siguiente film, es una denuncia del racismo, el que sufre Jeanne Crain, de tez blanca, pero descendiente de negros. Tiene una cuidada ambientación (recuerda a Matar un ruiseñor de alguna manera), y ese ambiente teatral, pesado, denso (a la que colabora la luz de Joe McDonald), que tanto gusta a Kazan, aun cuando no provenga de textos teatrales. También unas interpretaciones dirigidas al borde del exceso. Una de sus películas menos conocidas, pero bastante buena en general.