jueves, 13 de julio de 2017

El cuarteto

Quartet (2012) UK
Dustin Hoffman

Poco puede salir mal en una comedia teatral que une a viejos actores ingleses campando a sus anchas, interpretando a antiguos divos del mundo de la música en un asilo, aún llenos de viejos rencores.  Es una película bastante placentera de contemplar y degustar, por más no que no tome ninguna determinación para hacerse más perdurable y ceda en ocasiones a lo más facil. Es el debut en la dirección de Dustin Hoffman, que nada quita o añade al texto y a los actores.

El techo de cristal

(1971) España
Eloy de la Iglesia

Primer gran éxito en la carrera de Eloy de la Iglesia, que tuvo el gran acierto de usar a una gran estrella, Carmen Sevilla, en un papel absolutamente inesperado, en medio de un thriller mórbido y obsesivo, erótico y cerrado, que se desarrolla en un caserón apartado, pero sin abusar de lso tópicos posibles. Una película que está bien recuperar, de lo que mejor que rodó un director que habitualmente no es plato de mi gusto.

Juno y el pavo real

Juno and the paycock (1930) UK
Alfred Hithcock

Segunda película sonora de Hitchcock, que adapta un pieza teatral irlandesa, muy sobria, triste y austera. Al contrario de la película anterior, es una película que le da poco juego al director para cualquier innovación o experimento, y resulta una película estática, con un tono amargo y sobrio solo conseguido a chispazos.

El ring

The ring (1927) UK
Alfred Hitchcock

Tercera o cuarta película del maestro inglés, rodada después del éxito de The Lodger; se trata un triángulo amoroso, ambientado en el mundo del boxeo, con dos boxeadores, uno consagrado y otro pujante, enamorados de la misma chica. Aunque temáticamente está muy lejos de su cine, sin duda es un Hitchcock por la cantidad de invenciones visuales y puramente cinematográficas que contiene: en su manera de rodar los combates, los trucajes, pero también otros detalles como mostrar una acción a través de la reacción de alguien que mira. Una película aún fresca y curiosa.

domingo, 9 de julio de 2017

De tu ventana a la mía

(2011) España
Paula Ortiz

La primera película de Paula Ortiz fue esta atildada historia de tres mujeres que les toca vivir en tres momentos de la historia de España del siglo XX, y que se enfrentan a las dificultades de ser mujer, por diversos motivos; película de una puesta en escena muy cuidada y elegante, pesimista, melancólica, con actrices entregadas. No puedo evitar, no obstante, que todo me resulte muy evidente.

Thor: el mundo oscuro

Thor: the dark world (2013) USA
Alan Taylor

Y para terminar de ponerme al día con el tema superhéroes (me quedan por ahí algunas), la segunda de Thor, el semidios nórdico al que le gusta la Tierra, porque la vida entre dioses perfectos le aburre mortalmente. La segunda entrega gana a la primera de Kenneth Branagh en muchos aspectos: dinamismo, humor, ligereza, aunque sigo sin que el mundo este de dioses y demonios (ahora es el rey de los elfos el malísimo ¿pero los elfos no eran cándidos de puro tontos?) me implique demasiado.

X-Men : Días del futuro pasado

X-Men; days of future past (2014) USA
Bryan Singer

La ¿quinta? entrega del grupo de mutantes lleva a la pantalla una de las más celebres sagas de la colección, la firmada por Claremont-Byrne comienzos de los 80. La versión cinematográfica es muy libre, cambian los personajes y prácticamente toda la trama, pero se encaja bien con este universo alternativo que poco a poco están construyendo las películas. La aventura acorta el número de superhéroes intervenientes y está más centrada en la aventura que en el puro espectáculo pirotécnico. Los mutantes siguen en plena forma.

Los amantes pasajeros

(2013) España
Pedro Almodóvar

Se me había quedado en el tintero comentar esta película, que vi hace unos meses; viendo las horribles puntuaciones o comentarios de filmaffinity y otras fuentes, algunas personales y adoradoras del cine del manchego, no había hecho mucho esfuerzo por verla. Quizá sean esas bajas expectativas las que me empujen a defender esta comedia estilizada (me encanta el final, ese aterrizaje forzoso en el aeropuerto fantasma manchego). Comedia histriónica, con dardos envenedados, pero que encontré francamente divertida. Vaya mi insignificante voto por ella.