martes, 23 de agosto de 2016

Puesta al día

Ante el amontonamiento de películas, y la cruda realidad de que no voy a poder hacer entradas de todas, nuevo maremágnum de todo. Veamos:

Para tortura de cinéfilos, alguien decidió hacer una película sobre la figura de Hitchcock (USA, 2012, Sacha Gervasi), y en concreto en la gestación y rodaje de Psicosis. La película más que nada reivindica el papel de su mujer, Alma Reville, en el universo del maestro. La película brujulea entre asuntos a los que no presta mucha atención y otros que no cuajan, pero me dejó buenas sensaciones, tiene su gracia. Star Trek: en la oscuridad (Star trek: Into darkness, 2012, USA, J. J. Abrams) segunda entrega de Abrams de la serie, es un blockbuster espectacular y estrepitoso, pero que tiene el aliento de la aventura que el director sabe insuflar a sus criaturas. Otro blockbuster muy entretenido es Al filo del mañana (Edge of tomorrow, USA, 2014, Doug Liman) un sci-fi con paradojas temporales que demuestra una vez más el buen olfato de Tom Cruise para elegir proyectos y películas. Parece que está basada en un manga, es muy entretenida. Pacto de silencio (The company you keep, 2012, USA, ) , es una película de Roberd Redford en el que trata de un tema poco habitual: los movimientos terroristas americanos de los setenta, esta vez redescubiertos en el siglo XXI, con los ex activistas llevando vidas respetables. Como otras películas de Redford con tema interesante, se queda corta de llegar a nada, sabe insípido.

Y más blockbusters, que es verano. En el avión vi Capitán América: civil war (USA, 2016, Anthony y Joe Russo) consolida el tema crossover y continuidad, una de las marcas de Marvel: me pareció una excusa patosa y larguísima para meter cuantos más superhéroes a darse tortazos mejor; luego me he enterado que a la crítica le ha gustado y le ha parecido lo mejor de la franquicia. en el de ida, la curiosa 10 Cloverfield lane (USA, 2016, Dan Thatchengerg), una pieza rodada en un búnker, capitaneada por un espléndido John Goodman; es claustrofóbica y tensa, con momentos para el alivio; soy de los que piensan que el final es un bajón.

En el apartado de cine raro, también ha habido movimiento. La película egipcia La tierra (Al-ard, 1969, Egipto, Youssef Chahine), de las primeras de su director, es una reivindicación en tono costumbrista del campesinado,en su lucha contra los excesos de los terratenientes. Está narrado con sentido visual potente e inspiración italiana; para cinéfilos muy curiosos amantes de lo exótico. Más exótico pero más productivo es recuperar cualquier Ray. Esta vez es Devi (1960, India, Satyakit Ray), la primera película del maestro después de la trilogía de Apu. Trata un tema muy recurrente en su filmografía, ese contraste entre el mundo tradicional y el moderno, entre la religión y la intelectualidad. La mujer de un aspirante a ingeniero es tomada por la reencarnación de una diosa. Narración densa, absorbente. No es la primera película que yo recomendaría para adentrarse en el mundo de Ray, pero yo tengo debilidad por su modo de narrar. La película italiana Il Divo (Italia, 2008, Paolo Sorrentino), es un puzle dedicado a la vida de  Giulio Andreotti, que logra esquivar las flagrantes barbaridades que explotan a su alrededor, desde escándalos de abuso de poder, corrupción a conexiones con la Mafia. No da detalles (porque no se conocen, probablemente), pero su ironía algo evidente no deja lugar a dudas. Una película de formas imponentes y resultado arriesgado, irregular. Y desconcertante es Más allá de las montañas (Mountains may depart, Shan he gu ren, 2015, Jia Zhangke), película que sigue el devenir de varios personajes que coinciden en un momento antes de la explosión china, un triángulo que se separa para vivir vidas bastante intatisfactorias; me despista que todas las historias queden sin fin, que se abandonen a medias las líneas argumentales, pero me mantiene atento la manera de filmarlas, y un tono misterioso entre el pesimismo y todo lo contrario. Por supuesto, triunfadora en festivales y en la crítica especializada.

Finalizo, en punto y aparte, con Manchas de sangre en un coche nuevo (1974, España, Antonio Mercero); thriller obsesivo al que le unen muchos puntos con La cabina, para empezar su protagonista; poco importan cierta incoherencia en la construcción del personaje, está bien conseguido la atmósfera de decadencia burguesa, su apego a las modas,  a los objetos y a los símbolos.






lunes, 8 de agosto de 2016

Tipos legales

Stand up guys (2012) USA
Fisher Stevens

No parece nunca mala idea hacer una película de viejos actores, pero los resultados, al menos últimamente, están lejos de ser memorables más allá de ver a los grandes actuando a sus anchas. Aquí se dan cita Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin, todos ellos viejos pistoleros y ladrones en un último encuentro. Hay chistes de Viagra, algún tiroteo, bromas sobre la edad en general, algo de nostalgia. Son bromas pesadas, de humor tontorrón y molesto, exceso de homenaje y poca película para mostrar.

Star Wars, el despertar de la fuerza

Star Wars. Episode VII: The Force Awakens (2015) USA
J. J. Abrams

Una vez acabadas las explicaciones de lo que vino antes, en general con recepción muy negativa, en particular de los entusiastas de la franquicia, toca abrir el camino, que puede ser infinito, de lo que pasa después, que puede durar hasta que el público aguante o el sol explote. La película ha de pagar el peaje de recuperar al trío protagonista original, aunque sea forzado y a veces risible, porque no hubiera estado bien continuar sin saber qué fue de ellos. Pero sospecho que se acabará por abandonar ese fardo una vez que se consoliden personajes nuevos. Me da también que la película es un telegrama de J. J. Abrams, en el papel de fan, a Lucas, acerca de cómo se filman las Star Wars; mucho más cercana a los originales setenteros que las pesadas y solemnes tres películas posteriores, la séptima entrega recupera los efectos especiales más artesanales y el placer de la aventura por la aventura, locuela, desinhibida y asexuada de la ya lejanísima Star Wars.

martes, 2 de agosto de 2016

Blue Jasmine

(2013) USA
Woody Allen

Si parece que Woody Allen sólo recibe una tibia acogida por la parte de la crítica en sus últimas películas, creo que es de destacar el intento por ofrecer películas distintas, historias algo más lejanas a su imaginario habitual. Cassandra's dream o esdta Blue Jasmine son ejemplos de narraciones que encuentro de tinte pesimista, es verdad que lejos de ser redondas o inolvidables, pero que me tienen pegado a la pantalla. Blue Jasmine es una espléndida Cate Blanchett,sacada de un mundo de lujo por la crisis, por un marido delincuente financiero, obligada a volver a vivir con su hermanastra, cajera en un supermercado. La verdad es que me resulta todo un poco forzado, pero está muy bien filmado.

Memorias del General Escobar

(1984) España
José Luis Madrid

La carrera del cineasta José Luis Madrid es un viaje por lo peor de los subgéneros del cine español desde los sesenta: el western cutre, el desnudo cutre... Sin embargo, el realizador cierra su filmografía llevando al cine las memorias de un general del lado republicano, que defiende su posición hasta el último momento por lealtad a sus mandos, más que por afinidad ideológica. Antonio Ferrandis sujeta una película con una música asesinable y a ratos descuidada, pero de mirada limpia y franca, con un punto de vista poco visto (aunque parezca increíble) en el tema de la guerra.

domingo, 31 de julio de 2016

Los días del pasado

(1977) España
Mario Camus

Probablemente la película más personal de las que ha rodado el siempre interesante Mario Camus sea este drama centrado en el mundo de los maquis, en los bosques de Cantabria nada más acabar el conflicto. Allí acude una maestra a ocupar una plaza en un remoto pueblo, porque sabe que su amado está en las montañas, recién venido de la Francia en guerra, cansado de huir y de luchar. La pareja la interpreta con veracidad Marisol y Antonio Gades, pareja en la vida real y militantes comunistas. Tanto drama de guerra como melodrama con reflejos de Antonioni, es una película misteriosa, abundante en silencios y en tiempos muertos.

Guerra mundial Z

World War Z (2013) USA
Marc Forster

Los diversos apocalipsis zombies que hemos ido viendo en los últimos años se suelen contemplar desde un punto de vista local, es decir, de los vaivenes de un grupo de personas, ya sean amigos, familia o reunidos por el azar. En este, el punto de vista es de Naciones Unidas, que envía a un equipo a intentar buscar una solución, cura o arma. Película que se recuerda por el imágenes de hordas de zombis enloquecidos corriendo y escalando, con Brad Pitt a duras penas cambiando de escenario. Entretenimiento absurdo, más ladeado a la acción que al terror. Para un cine de verano.

miércoles, 27 de julio de 2016

Mamá

(2013) Canadá
Andrés Muschietti

Producción canadiense de terror, en la vertiente fantasmagórica, que ha conocido en los últimos años una serie estimable de películas, de concepción más o menos clásica (Insidious o The Conjuring, de James Wan, me parecen contundentes y equilibrados productos al respecto); Mamá es algo más original, pues introduce variantes argumentales que la acercan al cuento o a la leyenda, con sus lados terribles, pero con una base tozudamente real, sobre todo en su personaje protagonista, encarnado enn un gran trabajo, otro, de Jessica Chastain. Con un uso adecuado de los efectos visuales, es mejor en sus planteamientos que en sus soluciones finales